TC conmemora Día Nacional de la Sufragistas con conferencia sobre el derecho de la mujer a ser elegida

El Tribunal Constitucional (TC), a través de su Comisión de Igualdad de Género, realizó este miércoles la conferencia «El derecho de la mujer a ser elegida en la República Dominicana», en el marco del Día Nacional de la Sufragistas.

La actividad, que recuerda la lucha para hacer posible el voto de las dominicanas en el 1942, fue encabezada por el presidente de esta alta corte, magistrado Napoleón R. Estévez Lavandier.

En el acto, la magistrada Alba Luisa Beard Marcos, coordinadora de la Comisión de Igualdad de Género, pronunció unas palabras motivacionales en las que precisó que la participación de la mujer en la vida política del país, condujo al fortalecimiento del Estado de derecho y la democracia.

De su lado, la magistrada María del Carmen Santana de Cabrera, integrante de la comisión, presentó al conferencista, magistrado Manuel Ulises Bonnelly Vega, quien indicó que las mujeres han realizado valiosos aportes para la construcción del Estado dominicano y han tenido que labrar su camino para demostrar que tiene capacidad de dirección y para que se les permita ejercer ese rol.

«Aun cuando la historia revela que la mujer ha luchado codo a codo junto a los hombres para conquistar la independencia nacional, aun cuando ha revelado su actitud para oponerse a planes anexionistas, aun cuando ha sido capaz, igual que los hombres, de repudiar invasiones extranjeras y de complotar rabiosamente contra los tiranos, sigue encontrando obstáculos y limitaciones en el ejercicio de los derechos que por justa causa le deben corresponder en igualdad de condiciones que a los hombres», expuso.

El magistrado Bonnelly Vega, quien forma parte de la Comisión de Igualdad de Género, señaló los aportes de destacadas mujeres que han participado activamente en el acontecer político nacional, entre ellas Abigaíl Mejía, quien lideró el movimiento Acción Feminista Dominicana con el que se logró que, en 1933, se les otorgará a las mujeres la posibilidad de votar de manera simbólica en las elecciones que se celebrarían en 1938.

«Hasta ese momento —explicó— la Constitución no reconocía el derecho de las féminas a elegir o ser elegidas a ningún cargo o puesto público, situación que cambió con la reforma de 1942, en cuyo año electoral, además de que las mujeres pudieron votar, también fue electa la primera senadora dominicana, doña Isabel Mayer».

El juez constitucionalista precisó que a partir de ese momento muchas mujeres participaron de la actividad política ejerciendo la facultad de elegir y ser elegidas, pero que fue en la década de los ’90 cuando comenzó a tener una mayor participación en posiciones de dirección en las organizaciones políticas, así como en puestos públicos del Estado y en las candidaturas electivas.

Bonnelly Vega destacó que las leyes que garantizan la cuota de género en los cargos electivos han sido de gran importancia para el incremento efectivo de la participación de la mujer en la política dominicana, siendo la primera de ellas la Ley Electoral núm. 275-97, que en su artículo 68 obligaba a los partidos a incluir una proporción no menor al 25 % de mujeres en la nominación de candidatos a cargos congresionales y municipales.

El magistrado explicó que el Tribunal Constitucional, a través de sus sentencias TC/0159/13, TC/0104/20 y TC/0620/23, se ha referido a la constitucionalidad del establecimiento de una cuota en favor de la mujer entendiendo que el mismo cumple con los acuerdos y convenciones relativas a la igualdad de acceso y la plena participación de la mujer en la estructura de poder, así como que la cuota del 40 % o 60 % debía aplicarse por demarcación territorial.

Fomentar permanencia de la mujer política

Previo a la disertación, la magistrada Alba Luisa Beard Marcos destacó la figura de muchas mujeres que hoy día participan como candidatas a cargos electivos de distintos niveles y la importancia de fomentar su permanencia, sin que se requiera contar con un sistema de cuotas para garantizar sus derechos y posición dentro de las boletas electorales.

Exhortó tanto a hombres como a mujeres a abrazar el deber y el derecho al voto como un acto relevante e imprescindible para la elección de las autoridades nacionales que fungirán como voceras de los intereses ciudadanos y tomarán decisiones de impacto para el quehacer nacional.

La actividad fue realizada en las instalaciones de la Universidad del Caribe (Unicaribe), y su canciller, Dr. José Alejandro Aybar, pronunció las palabras de bienvenida. A la actividad asistieron juristas, catedráticos y estudiantes universitarios.

La Comisión de Igualdad de Género del TC está integrada por las magistradas Alba Luisa Beard Marcos, quien la coordina; Eunisis Vásquez Acosta, segunda sustituta del presidente; Sonia Díaz Inoa, Army Ferreira, María del Carmen Santana de Cabrera y los magistrados Fidias F. Aristy Payano y Manuel Ulises Bonnelly Vega.