UNFPA lanza iniciativa para empoderar a 165 millones de adolescentes y jóvenes en ALC

REVISTA110, SANTO DOMINGO.- El Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA, lanzó este martes la iniciativa regional 165 Millones de Razones: Un llamado a la acción para la inversión en adolescencia y juventud en América Latina y el Caribe, con la que propone acciones claves para el empoderamiento de este segmento de la población.

El organismo explicó en un comunicado que se trata de un ambicioso plan para movilizar personas, alianzas y recursos a fin de ampliar el alcance de los programas dirigidos a la población de adolescentes y jóvenes de la región, calculada en 165 millones, de los que 3,449,277 viven en República Dominicana.

Puntualizó que para el 2020, el 40 por ciento de las personas que habitan la región tendrán menos de 24 años, lo que les convertirá en la generación de jóvenes más grande de la historia.

Las principales acciones incluyen garantizar que todas las personas puedan concluir la educación secundaria, apoyar el empleo y el emprendimiento juvenil, así como crear más espacios para el involucramiento y la participación de adolescentes y jóvenes.

Asimismo, garantizar el acceso universal a servicios de salud sexual y reproductiva integrados y de alta calidad, reducir los embarazos no planificados en adolescentes y ofrecer educación integral para la sexualidad, apropiada a las diferentes edades.

También, evitar la violencia por razón de género contra las mujeres y las niñas, poner fin a las uniones y matrimonios tempranos y forzados, y garantizar la paz y la seguridad para adolescentes y jóvenes.

«Esta iniciativa convoca a las y los propios adolescentes y jóvenes a asumir un rol protagónico dentro de este proceso que determina su presente y su futuro. Nos brindará la oportunidad de trabajar conjuntamente con nuestras contrapartes gubernamentales, del sector privado, medios de comunicación, organizaciones y de la academia, quienes estén interesados en impulsar una mayor inversión en adolescencia y juventud, así como en movilizar recursos y voluntades para llegar a acuerdos en beneficio de esta población», afirmó el director regional del UNFPA para América Latina y el Caribe, Esteban Caballero, durante la presentación oficial, en México.

Las personas adolescentes y jóvenes de hoy serán testigos de una importante transición demográfica a medida que vayan avanzando en edad. Para el año 2061, el número de personas mayores de 65 años excederá al número de las personas de menos de 20 años. Las capacidades que las personas jóvenes puedan desarrollar hoy, determinarán en buena medida la productividad de la fuerza laboral y el alcance de los sistemas de protección social.

La iniciativa exhorta a los países a tomar acciones y adoptar un enfoque integral de curso de vida con el fin de entender y aprovechar los beneficios del cambio en la estructura de edades de la población.

Las decisiones que tomemos hoy pueden hacer una diferencia. Aquello que hagamos con y por los adolescentes y jóvenes habrá de definir a nuestras familias, comunidades, sociedades y sistemas políticos y económicos.

El papel de las y los jóvenes en el desarrollo se encuentra claramente establecido en el Programa de Acción global de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo, que este año cumple 25 años, y el Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo. Las inversiones en adolescencia y juventud serán fundamentales para el logro de los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

La oportunidad dominicana

El estudio “Gasto público social en adolescencia y juventud en República Dominicana, 2012-2016”, realizado por el gobierno y el UNFPA, indica que la inversión en este grupo etario aumentó de 54 millones de pesos dominicanos, en 2012, a más de 76 millones en 2016, impulsado principalmente por el aumento del 4% en educación a partir del año 2013 y quedando pendiente la asignación mínima del 1% para las políticas de juventud ejecutadas a través del Ministerio de la Juventud (MJ) como organismo rector.

El análisis recomendó al Estado aprovechar el bono demográfico que presenta República Dominicana para la implementación, a nivel nacional, de un conjunto de políticas orientadas a lograr una mayor focalización, eficacia y eficiencia de las acciones dirigidas al desarrollo integral de la población joven y reducir la población desempleada, especialmente aquella que no estudia ni trabaja.

De acuerdo con proyecciones de población de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) de 2016, el bono demográfico se extenderá hasta el año 2045, cuando se espera que el crecimiento de la población en edad productiva comience a ser negativo. Las personas con edades entre 15-34 años tienen una alta incidencia en la población en edad de trabajar, representando el 48%, mientras que de la Población Económicamente Activa (PEA) total el 56% es población joven.