Tareas de ayuda en Puerto Rico prosiguen una semana después de terremoto

El suroeste de Puerto Rico continúa inmerso en tareas de ayuda a un número creciente de refugiados una semana después del terremoto de magnitud 6,4 que sacudió la isla, al que han seguido réplicas que mantienen en alerta a la población.

Por ello, la Guardia Nacional de Puerto Rico estableció este martes cinco campamentos bases para que los refugiados en los campamentos informales que han establecido cerca de sus zonas de viviendas inhabitables por quedar destruidas por los temblores se movilicen a los mismos por razones de seguridad y salubridad.

Los campamentos base se establecieron en la Pista Atlética Heriberto Cruz, en Guánica; en el Estadio Municipal Mario “Ñato” Ramírez, en Yauco; en la Pista Atlética Lucas Sievens, en Guayanilla; en el Estadio Francisco “Paquito” Montaner, en Ponce, y en la Pista Atlética Glidden Feliciano, en Peñuelas.