Sismo de 3.0 sacudió costas de Long Island en Nueva York

Revista 110, New York. – Un temblor de 3.0 en la escala de Richter, sacudió la mañana de este miércoles las costas de Long Island, en el Estado de new York,  a unos 70 kilómetros del pueblo de Water Mills.

El sismo que, provocó temblores a través del lecho marino a pocas millas de la costa de New York, se registró a las 6:22, confirmó el Servicio Geológico de los Estados Unidos.

De acuerdo con la escala de Richter, cualquier sismo entre 3.0 y 3.9 se considera un temblor «menor».

Según los primeros informes, tres personas en Southampton, dos en Sayville y una en Rocky Point, informaron haber sentido el sismo.

Medios locales, especialmente cadenas de televisión, estaban sondeando en sus cuentas de  redes sociales, para encontrar otras personas que testimoniaran haber sentido el movimiento telúrico.

En el 1985, otro temblor  de 5.5 grados, con epicentro en Nueva York, impactó a varias localides en Estados de Estados Unidos, el 10 de agosto de 1884, hace 135 años.

Ese ha sido hasta el temblor más fuerte registrado en el Noreste y movió franjas desde Pensilvania a Connecticut.

Los especialistas en la materia dicen que el tiempo ni la debilidad del impacto tectónico, no eximen a la zona de seguir siendo vulnerable a los terremotos.

Este es el sismo más fuerte que se produce en Nueva York, desde 1985, cuando el condado de Westchester, fue sacudido por uno temblor de 4.0., informaron las autoridades.

El condado de Manhattan, tampoco ha escapado al golpeo de placas tectónicas. El 17 de enero del 2001, la tierra tembló en el área con grado de 2.4 y el epicentro fue localizado en el Noroeste.

En el área triestatal del Noroeste norteamericano (Nueva York, New Jersey y Connecticut), sigue persistiendo el riesgo de que se registren terremotos, aunque en escalas moderadas. Y aunque la zona centro de la nación es sísmicamente más estable que en el Oeste, en la primera, también se han producido sacudidas.

Daniel García, del Servicio Sismológico de Estados Unidos, explicó que no todos los terremotos tienen relación entre sí.

«Cuando ocurre un terremoto de gran magnitud, la posibilidad de réplicas en áreas cercanas es muy alta», añadió.