Pro Consumidor inicia proceso legal contra inmobiliaria que construyó proyecto habitacional en una cañada

REVISTA110.- SANTO DOMINGO.- El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor), inició un proceso legal contra la constructora del “Proyecto Residencial Yendry (IV Etapa)”, construido sobre el lecho de una cañada que fue desviada por la empresa,  lo que provoca que frecuentemente la cañada regrese a su espacio natural inundado las viviendas construidas.

Anina Del Castillo, titular de la entidad, informó que a raíz de que varios propietarios reclamaron ante Pro Consumidor en contra del mencionado proyecto, ubicado en la avenida Jacobo Majluta, sector Jacagua en Santo Domingo Norte, el organismo abrió un proceso de investigación, con el fin de inspeccionar las quejas recibidas. 

Indicó que tras la gestión de Pro Consumidor, se evidenció que el proyecto habitacional fue construido sin ninguna licencia ni los planos correspondientes en la Dirección de Tramitación de Planos del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), lo que constituye un incumplimiento a los  requerimientos técnicos que garantizan la seguridad y habitabilidad del proyecto, constituyendo una falta muy grave de los constructores.

Sostuvo que la presencia de agua en las casas y sus cercanías afecta a los propietarios, violando las normas y reglamentos técnicos, el derecho a la vida, la salud y la seguridad de sus adquirientes, así como la pérdida del dinero invertido.

Del Castillo, informó que dadas las condiciones que presenta el inmueble, este no cumple con el propósito o utilidad para los cuales se encontraba destinado, lo que viola el artículo 63 de la Ley No.358-05, y que el proveedor compromete su responsabilidad en lo que respecta a la falta de idoneidad y calidad de los bienes ofertados.

Además de las inundaciones en las viviendas por el desborde de agua producto de la cañada, se observó incumplimiento de los términos y condiciones ofrecidas en la venta del inmueble, existencia de vicios y defectos, así como irregularidad con las instalaciones de energía eléctrica, ausencia de verja perimetral, falta de alcantarillado pluvial, inobservancias que comprometen gravemente la vida de las personas consumidoras.

Ante estos hallazgos, la Dirección Ejecutiva dispuso una investigación profunda que involucran al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y el Ayuntamiento de Santo Domingo Norte, dado a que este caso se tipifica como una falta grave que pudiera originar una sanción contra la empresa.