ONUSIDA afirma que para ganarle la batalla al VIH «el conocimiento es poder»

Prueba VIH

REVISTA110.-  ONUSIDA publicó este jueves un informe que destaca la importancia crítica del aumento de las pruebas del VIH en todo el mundo, bajo el lema “Conocimiento es poder”, donde se presentan las evidencias del progreso contra esta enfermedad.

“Para llegar a los millones que no conocen su estado, necesitamos acceso universal a los servicios de pruebas de VIH. Las pruebas de VIH deberían estar disponibles tanto como las pruebas de embarazo «, manifestó al respecto Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA.

En vísperas del Día Mundial del SIDA, que se celebra todos los años el 1 de diciembre, las Naciones Unidas sostiene que en los últimos años se han visto algunos éxitos en la lucha contra el VIH/SIDA, ya que en 2017, el 75% de las personas que viven con el virus conocían su estado, en comparación con el 66% en 2015.

El informe establece que En la actualidad al menos cuatro de cada cinco personas conscientes de su condición tienen acceso a tratamiento. Además, el número de personas con VIH cuya carga del virus en la sangre ha alcanzado niveles tan bajos que es indetectable, ha aumentado del 38% en 2015 al 47% en 2017.

Sin embargo, el acceso a la supresión viral del VIH sigue siendo desigual en todo el mundo. En algunas partes del mundo, hacerse la prueba es fácil y está completamente integrado en el régimen de tratamiento antirretroviral de una persona, pero en otros lugares, por ejemplo, en África occidental y central, es casi imposible, con solo una máquina de prueba de carga viral para un todo país.

«Para llegar a los millones de personas que faltan, necesitamos que el monitoreo de la carga viral esté disponible en Lilongwe y en Londres», dijo Sidibé. “Las pruebas de VIH y las pruebas de carga viral deberían ser universales”, añadió.

En ese orden explicó que la prueba del VIH les da a las personas el conocimiento que necesitan para tomar decisiones y oportunidad sobre las opciones correctas para el tratamiento y la prevención.

En 2016, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó una Declaración política sobre el fin del SIDA. En este documento los Estados miembros de la ONU acordaron revisar y reformar la legislación que puede crear barreras o reforzar el estigma y la discriminación de las personas que viven con VIH o SIDA. Desde entonces, docenas de países han aprobado leyes que prohíben explícitamente la discriminación en base al estatus de VIH.

Sin embargo, los informes de los países a ONUSIDA en los últimos dos años muestran que existen barreras legales en muchas naciones que incluyen: la criminalización de los actos del mismo sexo, el trabajo sexual, la no divulgación o transmisión del VIH, así como las restricciones de ingreso y permanencia para las personas que viven con el VIH.