Ministerio Público pide 30 años de prisión contra acusados de la muerte del periodista Blas Olivo

REVISTA110, MONSEÑOR NOUEL.– El Ministerio Público de este departamento judicial presentó sus conclusiones en el juicio de fondo por el asesinato del periodista Blas Olivo, solicitando que a los cinco encartados les sea impuesta la pena máxima de 30 años de prisión.

El órgano acusador solicitó al Tribunal Colegiado de Monseñor Nouel que la sentencia sea dictada en contra de Joel Peña Rodríguez, Iván Eliceo de León, José Radhamés Lorenzo, José Manuel Vargas Rodríguez y Draily Francisco Vásquez, imputados del crimen del periodista Blas Olivo, ocurrido en esta provincia en el año 2015.

Durante el juicio de fondo, el Ministerio Público concluyó pidiendo la pena máxima en contra de los acusados, tras presentar un expediente fuerte en su contra, acompañado de suficientes pruebas, entre ellas, el testimonio de dieciséis personas que dieron su versión de los hechos, 25 pruebas documentales, 16 ilustrativas y tres experticias, que establecen los vínculos de cada uno de los acusados con el crimen.

El juicio de fondo fue suspendido el pasado viernes 24 de mayo y fijada su continuación para el próximo viernes 31 de mayo, a partir de las 9:00 de la mañana, para continuar con los alegatos de clausura de los abogados de la defensa y, posteriormente, el tribunal dará el fallo.

A través de un comunicado de prensa, el Ministerio Público dijo esperar que su petición sea acogida por el tribunal por la gran cantidad de pruebas contundentes presentadas contra los imputados, las cuales, aseguró, los vinculan con la comisión del condenable y vil asesinato del comunicador.

El grupo, que cumple prisión preventiva en diferentes centros penitenciarios del país, fue condenado por violar los artículos 265, 266, 295, 304, 379, 381 y 383, del Código Penal Dominicano en perjuicio del periodista Olivo.

El órgano del sistema de justicia recordó que el asesinato del periodista Blas Olivo fue perpetrado en el mes de abril de 2015, siendo hallado su cadáver en la comunidad de Piedra Blanca, en la provincia Monseñor Nouel, luego de haber sido reportado como desaparecido.