Migrantes hondureños alistan en Tapachula la segunda jornada de viaje a EEUU

REVISTA110, Tapachula (México).- La ciudad mexicana de Tapachula recibió este domingo con comercios cerrados a miles de migrantes hondureños que llegaron hoy de la frontera con Guatemala en su camino rumbo a Estados Unidos.

Los viajeros entraron a la ciudad tras una larga jornada de unas siete horas en las que recorrieron los 40 kilómetros que separan a Tapachula de Ciudad Hidalgo, en la frontera con la guatemalteca Tecún Umán.

Durante su recorrido hasta parar en el parque central de Tapachula, pudieron observarse comercios cerrados y a personas y organismos civiles que les acercaron agua y alimento a los migrantes de Honduras.

Fuentes de los organizadores de la caravana confirmaron a Efe que la caravana pasará la noche en Tapachula para salir a las 04,00 horas (09,00 GMT) con destino a Huixtan, Chiapas, para marchar poco a poco al estado de Oaxaca en los próximos días.

En el parque central de Tapachula, los migrantes tomaron una zona rodeada de árboles con un domo de aproximadamente 20×20 metros, a donde llegaron a descansar y otros más se aposentaron bajo unos portales en el mismo lugar.

En Tuxtla Gutiérrez, capital de Chiapas, el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, le solicitó al gobierno del estado protección para la caravana de migrantes hondureños

“Nada de mal trato a los migrantes centroamericanos”, dijo López Obrador en un mensaje al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, y al gobernador electo, Rutio Escandón.

Durante su recorrido entre Ciudad Hidalgo y Tapachula, los migrantes fueron vigilados en todo momento por agentes de la Policía Federal de México y por personal de migración, mismo que al menos en una ocasión, les pidió regularizar su estadía ilegal en este país.

El delegado del Instituto de Migración, Francisco Echavarria, dirigió un mensaje a los caminantes a que regularicen su estadía en México y les reiteró que este país les ofrece la posibilidad de solicitar la condición de refugiados.

“No pueden continuar en territorio mexicano de manera irregular”, señaló Echavarría a los migrantes al pedirles que respeten los canales legales para regular su estadía y ofrecerles un sitio en los albergues que el gobierno ha establecido para esta ocasión.

La caravana migrante, con unos 5.500 personas, salió el pasado 13 de octubre de San Pedro Sula, Honduras, con el objetivo de llegar a Estados Unidos.