Medina reactivará producción agrícola y pesquera en Barahona

REVISTA110, SANTO DOMINGO.- El presidente Danilo Medina realizó este domingo su Visita Sorpresa número 240 a Barahona con el propósito de seguir transformando economías de subsistencia en negocios rentables y asguró reactivará la producción agrícola de esa provincia.

El jefe de Estado se trasladó hacia Pescadería, municipio El Peñón, donde se preocupó y ocupó de las necesidades de 667 productores, incluyendo a 124 mujeres, agrupados en 11 asociaciones, cuya carga familiar es de 4,002 personas.

Los pequeños productores expusieron al presidente de la República sus necesidades para dejar de obtener pérdidas económicas debido a los bajos rendimientos de las cosechas, la falta de apoyo financiero y el deterioro de los equipos de irrigación.

Además de los productores y sus familias, este proyecto beneficiará de manera indirecta a 3,652 familias.

“Vine hoy para apoyarles, que ustedes tengan formas de vivir, que tengan ingresos y puedan mejorar sus condiciones de vida”, dijo Danilo Medina.

A partir de esta Visita Sorpresa, los pequeños y medianos productores mejorarán su calidad de vida y la de sus familias.

“Vengo con proyectos en las manos que han sido evaluados por técnicos del Gobierno; yo no vengo a improvisar aquí. Lo que yo me comprometo a hacer, lo voy a hacer”, agregó el presidente de la República.

Una comisión interinstitucional regresará este miércoles a la comunidad, para iniciar el cumplimiento de los compromisos asumidos hoy por Danilo Medina.

Es oportuno señalar que en su discurso de rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional, el jefe de Estado explicó de manera pedagógica los porqués de las Visita Sorpresa.

Dijo que su gobierno ha apostado al campo porque ahí se concentraba la mayor desigualdad y porque la agricultura constituye uno de los sectores productivos que más contribuyen al desarrollo del país.

En el 2012, la pobreza en el campo alcanzaba el 49,3% de los hogares, y en el 2018 había descendido a 25,6%.

La pobreza extrema rural se desplomó de 15% en el 2012 a 4,1% en el 2018.