REVISTA110.- NUEVA YORK. La senadora Marisol Alcántara perdió con el 39% de los votos su posición por el distrito 31 ante su contrincante, el ex concejal Robert Jackson que obtuvo el 56%, en las primarias demócratas de ayer jueves 13 de septiembre.

Alcántara fue elegida en 2016 para representar el distrito, que incluye partes de Manhattan y El Bronx. En 2016, Alcántara se adjudicó la victoria con 8,309 votos (el 33,3%) dejando atrás a Jackson, quien logró el 31.1% del apoyo electoral.

Se ha atribuido que Alcántara fue vencida entre otras razones por la alianza con los republicanos en el senado estatal de Nueva York y por no apoyar a las dominicanas Virginia Pérez y Martina Guzmán, que buscaban el senado y el liderazgo del distrito y en su lugar respaldar a una afroamericana.

Los candidatos dominicanos Tirso Santiago Piña y Thomas León, a quienes Alcántara llevó a la corte suprema estatal, para tratar de eliminarlos de la boleta, también jugaron un papel importante en la derrota de la senadora. Piña, obtuvo el 4% con 1.969 votos y León el 1% consiguiendo 719 sufragios.

Los observadores dijeron que aunque Alcántara logró comprar a la mayoría de blogueros, programeros de televisión y supuestos asesores que la llevaron a una errática confrontación irrespetuosa contra Espaillat, no pudo convencer a los votantes.

La no elección de Alcántara representa un revés para el concejal y reverendo Rubén Díaz (padre), quien se mantuvo apoyándola públicamente y acusando de “traidores” a los dominicanos que la enfrentaron en las urnas.