REVISTA110.-PEKIN.- El presidente venezolano Nicolás Maduro, firmó este viernes en Pekín acuerdos energéticos y mineros con China, que le ayudará a contrarrestar la crisis económica que vive este país.

Durante el primer día de su visita oficial, Maduró acordó la integración de la nación caribeña en las Nuevas Rutas de la Seda, el proyecto global de inversión en infraestructuras del gigante asiático, siendo el segundo país suramericano tras Uruguay que realiza esta declaración oficial.

La visita se concretó en la firma de acuerdos en materia de petróleo, minería, economía, seguridad, tecnología y salud, e incluyó también una reunión con su homólogo chino, Xi Jinping, a quien Maduro pidió un aumento de la cooperación “para recuperar la estabilidad económica” en su país.

“Venezuela agradece el apoyo y comprensión de China, y quiere aprender de su excelencia, seguimos activamente el desarrollo del plan de las Nuevas Rutas de la Seda y queremos debatir posible inversión financiera”, señaló Maduro, citado por la televisión estatal china CCTV.

El presidente chino afirmó, por su parte, que su país siempre tiene en cuenta sus relaciones con Venezuela desde un punto de vista estratégico y de largo plazo, en un momento en el que “existen factores de inestabilidad en el mundo”, por lo que Pekín y Caracas “tienen que promover su confianza y amistad”.

Maduro,  inició su visita a China en el mausoleo de Mao, un colosal edificio en el centro de la plaza Tiananmen, ante el cual se inclinó tres veces. Muy pocos dirigentes extranjeros han visitado el mausoleo de Mao, cuyo poder de 1949 hasta su muerte en 1976 estuvo marcado por decenas de millones de muertos, por las hambrunas del “Gran salto adelante” y la represión y la violencia de la “Revolución Cultural”.