La violencia y amenazas causan el cierre de más de 9.000 escuelas en África

REVISTA110.- El Fondo de la ONU para la Infancia informó este viernes que más de 1,9 millones de niños han sido forzados a abandonar la escuela debido a una ola de ataques y amenazas contra las instituciones educativas en los países de la región central y occidental de África.

Hasta el mes de junio, más de 9.000 escuelas habían cerrado en Burkina Faso, Camerún, Chad, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Mali, Níger and Nigeria como resultado de la inseguridad.

La directora regional de UNICEF, Marie-Pierre Pirier, ha instado a los gobiernos de la región y sus socios a buscar «modelos culturalmente adecuados con enfoques innovadores, incluyentes y flexibles que se ajusten a los estándares de calidad y que ayuden a muchos menores, sobre todo a los que viven en escenarios de conflicto».

UNICEF señaló que las agresiones deliberadas contra escuelas, estudiantes y maestros que asolan a la región les niegan a los niños su derecho a aprender y los dejan, junto con sus comunidades, con temores con respecto a su futuro.

La situación también afecta a los docentes, que son reclutados, expulsados o asesinados. Más de 44.000 han sufrido las consecuencias de los ataques. En mayo, Palma de Mallorca acogió la Conferencia Internacional sobre Escuelas Seguras. El profesor nigeriano Maidugu Magaji relató ante una audiencia sobrecogida que, cuando comenzó la violencia de la milicia islámica Boko Haram, más de 2.900 profesores fueron asesinados y otros 1.900 tuvieron que irse a otras partes del país.