Jottin Cury llama a incorporar la figura del fondo de comercio en legislación dominicana

REVISTA110, SANTO DOMINGO. – El Tribunal Constitucional (TC) puso a circular la obra “Apuntes para la incorporación del fondo de comercio en RD”, autoría del doctor Jottin Cury hijo, como parte de las actividades que desarrolla esta corte durante la Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2019 (FILSD 2019).

La obra del pasado juez del TC (período 2011-2018) es un llamado de atención para la creación de leyes que formalicen los puntos comerciales y protejan los derechos de los arrendatarios y dueños de negocios, aspectos de vital importancia en el derecho comercial e inexistentes en el país hasta el momento.

El magistrado Rafael Díaz Filpo, primer sustituto del Presidente del TC, encabezó la presentación de este libro que consideró como un aporte sustancial y oportuno para la reglamentación de un sector transversal de la economía dominicana como son los establecimientos comerciales en informalidad. El título, que pertenece a la colección IUDEX, que reúne publicaciones e investigaciones de los jueces del TC, fue presentado en el Instituto Duartiano, en un acto al que asistieron jueces, funcionarios del TC y personalidades del ámbito jurídico local.

Estuvieron presentes los magistrados Lino Vásquez Sámuel, segundo sustituto de presidente; Wilson Gómez Ramírez, coordinador de la Comisión Organizadora de las actividades del TC en la FILSD 2019; Hermógenes Acosta de los Santos y Domingo Antonio Gil. También asistió el abogado y ensayista Teófilo Lappot, colaborador de la obra y quien tuvo a su cargo la presentación del contenido de la misma.

Comerciantes arrendatarios desprotegidos

El jurista Jottin Cury dirigió la presentación de su obra, en la que analiza el estado de desprotección de los propietarios de puntos comerciales por ausencia de legislación relativa en el sistema dominicano, especialmente en lo concerniente a sus relaciones y derechos frente a los arrendadores de locales.

Cury expresó que este importantísimo aspecto del derecho comercial requiere atención inmediata del legislador dominicano, en vista de las arbitrariedades que se cometen constantemente en perjuicio de los comerciantes arrendatarios.

“En el estado actual de nuestro derecho positivo, el comerciante arrendatario no goza de la más mínima protección para evitar ser desalojado de forma arbitraria por el propietario, pues el legislador dominicano no se ha preocupado por reglamentar el punto comercial, que desenvuelve de manera informal en nuestro medio económico”, señaló el jurista.

Expresó la urgencia de que se modifique el Código de Comercio dominicano tomando en consideración un generoso espíritu de técnica legislativa para crear una estructura legal que sancione el hecho jurídico del punto comercial y facilite el acceso a crédito para el comerciante arrendatario. “Se deben tener en cuenta, además, las modalidades concretas aportadas por la experiencia comercial de los países en vías de desarrollo, como el nuestro”, apuntó.