Innovación y seguridad, factores clave para las instituciones financieras latinoamericanas

REVISTA110, SANTO DOMINGO.- Durante la Asamblea Anual de la Federación Latinoamericana de Bancos (FELABAN), en su edición 52, SWIFT destaca la importancia de garantizar la seguridad en las operaciones ante riesgos cibernéticos, al tiempo que busca ofrecer soluciones cada vez más innovadoras en la industria.

En un entorno donde los ciberataques están en aumento, las instituciones bancarias que brindan servicios financieros enfrentan retos tecnológicos. Por ello es necesario aprovechar las herramientas disponibles para ofrecer confianza, transparencia y valor a los clientes, ayudando así en la construcción de un ecosistema financiero más seguro.

“La industria financiera es una de las más interconectadas y un objetivo claro para los ciberdelincuentes, lo que demanda nuevas formas de enfrentar los riesgos de ciberseguridad. Si bien ningún ecosistema es totalmente seguro, esto no debe ser un impedimento para protegerlos, uno de los retos de la industria financiera es que la búsqueda de la innovación garantice la seguridad”, explicó Ignacio Blanco, director ejecutivo de América Latina y el Caribe de SWIFT.

Como una cooperativa de la industria, SWIFT está comprometida en desempeñar un papel importante para reforzar y proteger la seguridad del ecosistema. En un esfuerzo por continuar apoyando a la industria financiera contra la ciberdelincuencia, en 2016 se lanzó el Programa de Seguridad del Cliente (CSP, por sus siglas en inglés), el cual aborda tres aspectos clave: la seguridad y la protección de los entornos locales de los clientes; prevención y detección de fraudes en sus relaciones de contraparte; y el trabajo en conjunto para prevenir futuros ataques cibernéticos.

Por su parte, en 2017, la implementación del servicio SWIFT gpi ha permitido brindar transacciones de pagos internacionales más rápidos y, sobre todo, transparentes, posibilitando un seguimiento en tiempo real y proporcionando información sobre cada institución en la cadena de pago; además de conocer el estatus de las transacciones realizadas.

Recientemente, SWIFT introdujo la solución Payment Controls que ayuda a los equipos de operaciones de pago a mitigar el riesgo de fraude en tiempo real a través de informes y alertas. El servicio puede configurarse para establecer, retener, liberar o rechazar pagos de alto riesgo o no habituales en tiempo real, según las necesidades del negocio.

SWIFT está desempeñando un papel primordial para dar a conocer el potencial de la tecnología API con la finalidad de proveer a los reguladores y los clientes un acceso más abierto para los servicios financieros, a través de una plataforma de colaboración neutral que desarrolle estándares de datos comunes.

“Las APIs representan un pilar en la estrategia de SWIFT, y dada nuestra posición única en la industria, podemos desempeñar un papel clave en la armonización de la conectividad de éstas en nuestra comunidad, a través de las mejores herramientas y metodologías de su clase, reduciendo así las barreras de adopción, mejorando la experiencia del cliente y permitiendo a nuestros miembros utilizar todo el potencial de esta tecnología”, indicó Juan Martínez, jefe Global de APIs, Conectividad e Identidad de SWIFT.

La industria demanda nuevos servicios que disminuyan las amenazas de fraudes y ciberataques, SWIFT está reforzando estas debilidades potenciales para mejorar la gestión de los riesgos aprovechando las oportunidades de innovación y transformación.

Acerca de SWIFT

SWIFT es una cooperativa de propiedad global y es el proveedor líder mundial de servicios seguros de mensajería financiera. Proporcionamos a nuestra comunidad una plataforma de mensajería y estándares para la comunicación, y ofrecemos productos y servicios para facilitar el acceso y la integración, la identificación, el análisis y el cumplimiento normativo.

Nuestra plataforma de mensajería, productos y servicios conecta a más de 11,000 organizaciones bancarias y de valores, infraestructuras de mercado y clientes corporativos en más de 200 países y territorios. Mientras que SWIFT no cuenta con fondos o administra cuentas en nombre de los clientes, permitimos a nuestra comunidad global de usuarios comunicarse de forma segura, el intercambio de mensajes financieros estandarizados de una manera fiable, con lo que el apoyo a los flujos financieros globales y locales, así como el comercio y el comercio en todo el mundo.

Como su proveedor de confianza, buscamos implacablemente la excelencia operativa; apoyamos a nuestra comunidad para abordar las amenazas cibernéticas; y continuamente buscamos formas de reducir costos, reducir riesgos y eliminar ineficiencias operativas. Nuestros productos y servicios respaldan las necesidades de acceso e integración de nuestra comunidad, inteligencia empresarial, datos de referencia y cumplimiento de delitos financieros. SWIFT también reúne a la comunidad financiera, a nivel global, regional y local, para dar forma a la práctica del mercado, definir estándares y debatir temas de interés o preocupación mutuos. El plan estratégico SWIFT2020, desafía a SWIFT a continuar invirtiendo en la seguridad, fiabilidad y crecimiento de su plataforma central de mensajería, mientras realiza inversiones adicionales en servicios existentes y ofrece soluciones nuevas e innovadoras.

Con sede en Bélgica, la gobernanza y supervisión internacional de SWIFT refuerza el carácter neutral y global de su estructura cooperativa. La red de oficinas globales de SWIFT asegura una presencia activa en todos los principales centros financieros.