Familiares de víctimas de masacre en México instan a gobierno a aceptar ayuda de EE.UU.

REVISTA110.- MÉXICO.- El jueves se realizaron los funerales de las tres mujeres y seis menores de las familias mormonas LeBarón y Langford, acribillados por delincuentes no identificados en el estado mexicano de Sonora el 4 de noviembre pasado.

Cientos de familiares de las víctimas llegaron a La Mora (municipio de Bavispe, Sonora) para llorar sus muertes y expresar su indignación por la impunidad de los grupos violentos en el país. Los parientes que viven en EE.UU. viajaron escoltados por miembros de la Guardia Nacional mexicana.

Rosa LeBaron, de 65 años, cuyos primos, sobrinas y sobrinos murieron en la masacre, expresó que los cárteles en México se han movido a otro nivel de barbarie, «son tan malos o incluso peores que el Estado Islámico».

Agregó que México «tiene que superar el orgullo» y aceptar la ayuda externa del país vecino o de una coalición internacional como Naciones Unidas para acabar con los cárteles.

Por su parte, Julian LeBaron, otro pariente de las víctimas y activista local, señaló anteriormente en una entrevista a Uno TV que agradecería toda ayuda externa para encontrar a los asesinos.

«Nosotros estamos exigiendo claridad en este caso. Queremos saber quiénes fueron y ha ofrecido a la familia apoyo la FBI de EE.UU.», reveló.

Las declaraciones de los familiares de las víctimas, que tenían doble ciudadanía mexicano-estadounidense, se producen después de que el presidente Manuel López Obrador afirmara que el caso debe ser atendido por el Gobierno de México «de manera independiente» y haciendo valer su soberanía.