Embajador alterno dominicano será sentenciado por escándalo de corrupción diplomática en la ONU

REVISTA110.- NEW YORK.- El embajador alterno dominicano en la ONU, Francis Lorenzo, quien se declaró culpable por sobornos en el sonado escándalo de corrupción diplomática en la ONU, cuando un magnate chino enviaba el dinero a un embajador caribeño a través de Lorenzo, será sentenciado el 12 de septiembre de este año en la Corte Federal del Distrito Sur en Manhattan, confirmó la fiscalía.

Lorenzo, que fue suspendido por el ministerio de exteriores, pero que no ha sido destituido por decreto, según confirmaron ayer fuentes de la Misión  Permanente Dominicana en la ONU a este reportero, negoció con los fiscales para incriminar a su sobornador, Ng Lap Seng, un multimillonario chino que buscaba que se le adjudicara el contrato para la construcción del centro de convenciones de la ONU en la ciudad de Macao en China, y contra quien  declaró en el juicio.

Seng, pidió la semana pasada la anulación de su sentencia de cuatro años, pero la corte le negó la petición y es elegible para salir en libertad en 2022.

El magnate oriental, pagó más de $1 millón de dólares en sobornos a John Ashe, ex presidente de la Asamblea General de la ONU y embajador de las islas Antigua y Barbuda, dinero que entregaba a  Lorenzo, para que canalizara los sobornos.

Durante el juicio, los fiscales dijeron que el embajador alterno dominicano, le pedía más y más a Seng, con lo que acumuló millares de dólares y transfirió cientos de miles a la República Dominicana.

El abogado de Lorenzo, espera que él sea condenado a 5 años de libertad en probatoria para que no tenga que ir a la cárcel, a cambio de su testimonio contra Seng.

Lorenzo, también fue acusado de lavado de dinero por las transacciones que hizo desde Estados Unidos a su país natal.

El ex embajador está en libertad hasta el día de la sentencia, pero anda con un brazalete de vigilancia GPS y sometido a las restricciones del juez federal del caso.

El embajador alterno dominicano, fue arrestado en octubre de 2015 y se le impuso una fianza de $2 millones de dólares, mientras estaba preso en la cárcel federal de Brooklyn.

El abogado defensor de Lorenzo, Brian Bieber, le dijo al juez James Francis, que su representado, ha mantenido una conducta impecable tanto en su ejercicio oficial como en el sector privado y que “no es un criminal”.

Lorenzo, es nativo de la República Dominicana, pero se naturalizó ciudadano de los Estados Unidos, hace muchos años. Creó la Fundación “South – South News”, una empresa de telecomunicaciones que manejaba un canal de televisión por satélite desde lujosos estudios y oficinas en la avenida Park en el centro de Manhattan, financiado por el magnate chino.

Fue designado en 2004 por el presidente Leonel Fernández como parte del cuerpo de representantes diplomáticos de la República Dominicana en la ONU.

El entonces fiscal federal Preet Bharara, que procesó el caso,  dijo que Lorenzo, presentó al embajador  Ashe  un desarrollador de bienes raíces en Macao (China) que es  Ng Lap Seng en la primavera de 2011.

La Corte Federal de Apelaciones del Segundo Circuito en Manhattan, dijo que las leyes federales de soborno cubrían los pagos sospechosos de Ng, a pesar de su afirmación de que excluían entidades públicas como las Naciones Unidas.

Ng, de 71 años, había sido condenado en julio de 2017 por los seis cargos que enfrentó, incluidos  soborno,  lavado de dinero y corrupción, después de un juicio de cuatro semanas.

Ng supuestamente buscaba el contrato de la ONU para ganar apoyo para su centro de convenciones en Macao, incluyendo la organización de una gala anual para apoyar a los países en desarrollo, y usarlo como un trampolín para proyectos de desarrollo de viviendas de lujo, hoteles, puertos deportivos y un helipuerto para transformar a Macao en la «Ginebra de Asia” y hacerlo más rico.