Embajada dominicana auspicia entronización de la Virgen de La Altagracia en Lisboa

REVISTA110.- PORTUGAL.- La Embajada de la República Dominicana en Portugal, celebró una eucaristía alusiva a la entronización de la imagen de la Virgen de La Altagracia en la Iglesia São João de Brito de la ciudad de Lisboa, con la presencia de una delegación que viajó a Portugal, encabezada por Monseñor Gregorio Nicanor Peña Rodríguez, Obispo de la diócesis de La Altagracia.

La delegación estuvo integrada por el Senador Amable Aristy Castro, por la Alcaldesa del municipio de Savaleón de Higüey, Karina Aristy, el Concejal Pablo Ávila y sus familiares quienes les acompañaban, al igual que el Embajador Virgilio Alcántara y miembros de la Embajada Dominicana en Portugal.

En sus palabras, monseñor Peña Rodríguez destacó que «la fe y la devoción de los dominicanos por la Virgen de La Altagracia, en cuyas manos depositan sus vidas y sus anhelos más importantes, ahora llega a los emigrantes del país radicados en Portugal y los portugueses, quienes tendrán un santuario enclavado en el centro de Lisboa».

La misa fue concelebrada por Monseñor Peña Rodríguez y el padre João Valente, párroco de São João de Brito. Asistieron representantes diplomáticos, miembros de la comunidad de dominicanos residentes en Lisboa y otras regiones portuguesas, además de feligreses de la parroquia.

La Iglesia lleva el nombre de São João de Brito, en honor al mártir y misionero portugués João Heitor de Brito y se sitúa en el sector de Alvalade, donde se encuentran las instalaciones de la Misión Diplomática de la República Dominicana.

La imagen, que fue elaborada por un artista italiano y que estará colocada por siempre en la Iglesia São João de Brito, fue donada por el propio Monseñor Peña Rodriguez, a quien también le correspondió bendecir en noviembre del 2016 la imagen de la Virgen de La Altagracia que se encuentra en los Jardines Vaticanos.

El Concejal Ávila, en unas breves palabras de historia sobre la aparición de la Virgen de La Altagracia, expresó que esta entronización a su imagen en la Iglesia São João de Brito, «tiene un profundo significado para la Iglesia Católica de nuestro país y, muy especialmente, para los devotos altagracianos, porque con ello se inicia una nueva ruta de peregrinación y culto a la Madre Protectora y Espiritual del Pueblo Dominicano».

La Alcaldesa Karina Aristy precisó que esta entronización «refleja, además de su personal adhesión y de su familia a la fe y a los milagros realizados por nuestra Virgen, el arraigo e identificación de todo un pueblo y espera que el manto protector de la Virgen de La Altagracia fortalezca los lazos religiosos entre República Dominicana y Portugal”.