El Papa solicitó «una mirada materna» para afrontar el futuro en un mundo

REVISTA110.-SANTO DOMINGO.- El papa Francisco solicitó este martes “una mirada materna” para afrontar el futuro en un mundo “cada vez más desunido” y con mucha soledad, durante la homilía que pronunció en la misa por el Año Nuevo celebrada en la basílica de San Pedro.

En la ceremonia, que coincide con la Jornada Mundial de la Paz, se celebra la Solemnidad de María Santísima Madre de Dios y por esa razón el pontífice meditó sobre el papel de la Virgen María y de las madres en general. “Necesitamos aprender de las madres que el heroísmo está en darse, la fortaleza en ser misericordiosos y la sabiduría en la mansedumbre”, explicó.

Francisco señaló que “las madres toman de la mano a los hijos y los introducen en la vida con amor” pero advirtió de los “hijos que hoy van por su propia cuenta, pierden el rumbo, se creen fuertes y se extravían; se creen libres y se vuelven esclavos”. “Cuántos, olvidando el afecto materno, viven enfadados e indiferentes a todo. Cuántos, lamentablemente, reaccionan a todo y a todos, con veneno y maldad. En ocasiones, mostrarse malvados parece incluso signo de fortaleza. Pero es solo debilidad”, sostuvo.

Por eso reclamó una “mirada materna” en un mundo en el que, dijo, “hay mucha dispersión y soledad a nuestro alrededor”.

El Obispo de Roma recordó la antigua bendición con la que los sacerdotes israelitas bendecían al pueblo:»Que el Señor te bendiga y te guarde. Que el Señor haga brillar su rostro y te dé gracia. Que el Señor te muestre su rostro y te conceda paz»(Nm 6,24-26); unas palabras que cobran un profundo significado teniendo en cuenta que según las Escrituras, «el rostro de Dios es inaccesible para el hombre: nadie puede ver a Dios y seguir vivo».