El ébola deja 1.308 niños huérfanos en El Congo

REVISTA110.- República Democrática del Congo.- El Fondo de la ONU para la Infancia informó que la epidemia de ébola en la República Democrática del Congo deja cada vez más niños huérfanos o solos y aseguró que es imperativo llevar cuidados especiales para esos menores a Ituri y Kivu del Norte, las provincias más afectadas por la enfermedad.

A partir del brote de ébola hace un año, UNICEF y sus socios han registrado 1.308 huérfanos, es decir niños que han perdido a uno o a ambos padres debido al padecimiento.

Durante el mismo periodo, casi 2.500 niños han sido separados de sus padres o tutores y se han quedado solos mientras éstos reciben tratamiento, o bien han sido aislados por haber estado en contacto con alguna persona infectada con el virus.

En julio, entre 80 y 100 personas fueron diagnosticadas con la enfermedad cada semana. El brote también continúa extendiéndose geográficamente: Uganda vio a sus primeros pacientes con Ébola en junio, aunque habían viajado desde RDC; mientras que Goma, una ciudad de un millón y medio de habitantes, registró su segundo caso hace unas semanas.

Después de que se declarara la epidemia el 1 de agosto de 2018, se lanzó rápidamente una respuesta masiva con la ayuda de herramientas que no estaban disponibles o estaban severamente limitadas en brotes anteriores de Ébola, como una vacuna en investigación y tratamientos en proceso de desarrollo.

A pesar de esto, el brote parece ir en la dirección equivocada y en julio fue declarado como una emergencia de salud pública internacional por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Desde agosto pasado, más de 2.600 personas se han contagiado de Ébola, y 1.700 han muerto.