Dos Países en un solo

REVISTA110.- SANTO DOMINGO.- Recientemente dimos con un artículo de la destacada línea de medios inglés BBC Mundo, donde sugería que República Dominicana era el país latinoamericano que más crecería en este 2018. Una noticia como esta ha de ser celebrada por todos, sin embargo el saldo que nos dejó este enunciado fue un sinnúmero de opiniones, unas a favor, otras en contra.

Por un lado están los partícipes del partido oficialista (PLD), y del otro lado, los que adversan al gobierno, ambos con pareceres muy distintos. Los primeros destacaban el arrojo del artículo, y lo hacían en son de restregar en la cara las bondades del gobierno, y los segundo se mostraban escépticos al posicionamiento que recibió el país según el Banco Mundial (BM), y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

¿Por qué el grueso de la sociedad Dominicana no celebra el “crecimiento” que le atribuyen los organismos internacionales entendidos en materia económica? La respuesta es simple, en República Dominicana hay dos países: Un país que crece, y tenemos otro que se hunde en la penuria y el desorden.

Mientras nos venden un crecimiento vertiginoso, nos topamos con la realidad de que nos visitan desde otras naciones para la construcción de letrinas, parece que nuestro crecimiento no da abasto para agenciarle una letrina a cada dominicano, que contradicción!

Los dominicanos ven con estupor cada informe sobre crecimiento económico, y no es de estrañar, ya que las eventualidades que suponen lo contrario están por todos lados. Es injustificable que un país con indicadores de crecimiento positivos, no pueda traducirlo en fortalecimiento institucional, seguridad ciudadana, mejoras en el sector energético, entre otras tantas áreas que necesitan mejoría.

Resulta imposible de creer el hecho de que se hayan normalizado algunos acontecimientos que en cualquier otra nación sería un evento extraordinario. A cada despertar nos encontramos con la noticia de que un miembro de la Policía Nacional está envuelto en algún atraco, un político en medio de un escándalo de corrupción, o una institución pública siendo parte de una trama mafiosa.

La migración ilegal es uno de los problemas de mayor complejidad. Es bien sabido que gran parte del desorden de la migración es producto de Haití, pero resulta difícil de asimilar que el Estado dominicano no encuentre una salida saludable para este tema, lejos de resolverlo, cada día se agrava y no hay señales de mejoría.

La seguridad en el polígono central es un chiste, asaltos a todas horas, sin discriminar sectores y localidades. Puede ser en el barrio más rudimentario, o en la zona más exclusiva de la capital.

Recientemente se destapó una crisis en el sector energético, problema que lleva cientos de promesas que sugerían la solución del mismo, pero al 2018 sigue siendo portada de los periódicos, y no tiene nada que ver con mejoras. Sí, todavía hay apagones, a pesar del crecimiento. ¡Caramba!

Políticos en entredicho por temas de desfalco. Se agencian mochilas pertenecientes al estado y en vez de pagar con una renuncia por tal atrocidad, pagan con lágrimas falsas y todo sigue igual.

En los principales indicadores de desarrollo humano el posicionamiento no es bueno, sin bien es cierto que se hecho un trabajo de infraestructura en materia de educación, no menos cierto es el posicionamiento que da Programa para la Evaluación Internacional de Alumno (PISA), donde el país obtuvo el quinto lugar más bajo de 72 países evaluados.

Entre los primeros países en mortalidad infantil, las aseguradoras de salud abusando y haciendo lo que les parece.

Un sistema de justicia poco creíble, fiscales ganadores de un “concurso” donde se anunció con dos meses de anticipación quienes resultarían victoriosos en el mismo. ¿Concurso?

En lo único que República Dominicana es constante y saca las mejores notas es en materia de corrupción, aparece en todas las listas que se elaboran al respecto.

Hay dos países, uno que su economía crece de manera acelerada, y otro que necesita la construcción de letrinas. ¿A cuál de los dos perteneces?