Dominicanos se gradúan como oficiales en la elitista Policía Estatal de NY

REVISTA110.- NEW YORK.- Un grupo de 23 latinos, los dominicanos Juan Ramos y Ramón Ciprián, recibieron ayer sus insignias como oficiales de la elitista Policía Estatal de Nueva York (NY State Police), uno de los cuerpos de seguridad pública más prestigiosos del mundo y con una imagen casi impecable y considerada la más prestigiosa y respetada agencia de aplicación de la ley de Estados Unidos.

Ramos y Ciprián se graduaron en una masa de 228 nuevos patrulleros, cuya responsabilidad es mucho más amplia que la de cualquier cuerpo policial de una ciudad, ya que tienen la responsabilidad de enfrentar el crimen a todos los niveles y mantener las carreteras, autopistas, parques y otras áreas estratégicas seguras en todo el estado.

Ambos dominicanos, fueron reclutados en el programa que lleva a cabo la Policía Estatal neoyorquina para incorporar en sus filas a oficiales de las minorías, que se hace por primera vez desde los años de la fundación de esa uniformada, creada en 1917.

Ramos, dijo que está muy orgulloso de poder formar parte de la Policía Estatal de Nueva York, y logró lo que no pudo hacer en su país. “Espero que este sea un ejemplo para cualquiera y se motive para seguir adelante”, añadió el nuevo policía estatal de Nueva York.

La ceremonia de graduación que fue la 208 en la historia de la Policía Estatal de Nueva York, se llevó a cabo en la Escuela Básica en el interior del Centro de Convenciones de la Plaza del Imperio Estatal (Imperial State Plaza) en Albany, capital la capital del estado.

El gobernador Andrew M. Cuomo felicitó a los 228 nuevos policías estatales.
Los oficiales se graduaron después de seis meses de entrenamiento graduación llega después de más de seis meses de entrenamiento intensivo académico, físico y táctico.

«Felicito a estos nuevos soldados por su compromiso con el servicio público y la protección de la gente del estado de Nueva York», dijo el gobernador.
«Estos hombres y mujeres han trabajado y entrenado extremadamente duro, y con la graduación de esta clase, continuaremos haciendo de Nueva York un lugar más seguro para quienes viven, trabajan y viajan aquí», añadió Cuomo.

De su la el superintendente de la policía estatal, Keith M. Corlett sostuvo «hoy presentamos a una nueva generación de hombres y mujeres altamente capacitados que servirán y protegerán a los ciudadanos del estado de Nueva York con honor y dignidad».