Dominicanos pierden batalla contra apertura de refugio en Alto Manhattan

REVISTA110.- NEW YORK.- La comunidad dominicana residente en el área de la avenida Audubon en el Alto Manhattan, perdió la batalla de lucha en  las calles, contra la apertura de un refugio en el edificio 286 de esa arteria, después que en medio de las denuncias y protestas, los políticos de la zona, que representan a millares de constituyentes, negociaron con el alcalde Bill de Blasio.

El acuerdo, que es rechazado por la mayoría de activistas y comunitarios, fue anunciado como una “gran victoria”, en una conferencia de prensa el viernes en la tarde, encabezada por la asambleísta Carmen de la Rosa, el concejal Ydanis Rodríguez, una representación de la oficina del congresista Adriano Espaillat, a cargo de la jefa de su personal, Aneiry Batista y el líder demócrata del distrito, Manny de los Santos.

La asambleísta, que dejó en la oscuridad detalles específicos de la negociación, explicó que el refugio que originalmente estaba destinado a albergar 200 hombres, ahora será mujeres, lo que para ella es un triunfo de la lucha.

Pero las reacciones mayoritarias fueron reacias al anuncio y la mayoría de la comunidad rechazó el trato, diciendo que los oficiales electos no consultaron a nadie antes de encerrarse con el alcalde para hacer las negociaciones.

La asambleísta de la Rosa, alegó que de todos modos el refugio iba a ser abierto y por ello, el liderazgo decidió aceptar la propuesta de la alcaldía.

“Hemos estado por meses en este lugar, protestando y diciendo en voz alta que no queremos un albergue para personas desamparadas aquí”, añadió la legisladora estatal.

“Las razones de porque nuestra comunidad dijo que no a la propuesta original de la alcaldía, es porque las calles 179, 180 y 181, son el corazón  de Washington Heights,  y entendemos que esta es una intersección muy congestionada con mucho tránsito y nuestra comunidad no puede seguir acogiendo planes que tienen que ver con pobreza que tenemos aquí y con los que estamos lidiando”, añadió.

Dijo que se le pidió al alcalde que hubiera un proceso transparente porque no se consultó a la comunidad sobre el espacio, y se tendrá que vivir con el refugio.

“La ciudad y el alcalde vinieron a nosotros con un cambio, este es un edificio privado, en el que originalmente se destinarían 175 camas para hombres y hemos logrado que como un compromiso de la ciudad, esas camas serán para mujeres adultas y solteras. Este cambio, no es lo que en realidad la comunidad deseaba, pero tenemos que tener compasión y compromiso con las personas que están viviendo en las calles”, añadió de la Rosa.

“Esperamos que mientras este proceso, continúa, estaremos vigilando desde mi oficina, la del concejal y el congreso, para que la ciudad cumpla con no volver a traer más planes sin consultar y sin  respeto a la comunidad”, señaló la asambleísta.

El concejal Rodríguez, dijo que  la lucha fue un trabajo colectivo entre todos, para que se diera respeto y dignidad.

“Hoy, lo que celebramos es justicia parcial, no es completo, pero el Departamento de Edificios de la ciudad, le dio el permiso al dueño del edificio para que se abriera el refugio, sin consultar con nadie en la comunidad, como los líderes comunitarios, religiosos, residentes y oficiales electos”, explicó el concejal.

En la conferencia, también habló el activista Alí Pérez, quien dijo que está en desacuerdo con que se califique de “victoria” la apertura del refugio para mujeres y llamó a seguir la lucha para impedir la apertura.

Los comunitarios dicen que no hay diferencia entre que el refugio para hombres o mujeres, porque lo más importante es que no se afecte la seguridad y calidad de vida de la comunidad.