Dominicana operada por Cabral regresó a NY con temor a quedar paralizada por exceso de grasa que le afectó nervio ciático

Revista 110, New York. – La dominicana Larimar Jaquez, residente en Estados Unidos y quien fue operada hace unos días por el cirujano Héctor Cabral Guerrero en la República Dominicana, manifestó que regresó a Nueva York con temor de quedar paralizada, debido a los fuertes dolores que sigue sintiendo en una de sus piernas, después de someterse a una cirugía estética en la clínica del cuestionado médico, acusado de mala práctica médica en Santo Domingo.

Señaló que los dolores son muy fuertes y constantes y no la dejan dormir, por lo que tuvo que acudir a la emergencia de un hospital local para ser tratada.

Explicó, que la cantidad de grasa que le pusieron en las caderas y las nalgas, le comprimieron el nervio ciático por lo que no puede caminar bien.

Jaques, quien dijo sentirse asustada, indicó que en los próximos días será sometida a una resonancia magnética para tratar de controlar el dolor en sus nervios, debido a que existe la posisbilidad de quedar con afecciones para siempre, como resultado de la cirugía.

“A cada rato tenían que llevarme allá, donde me inyectaban para el dolor, y la terapia que me daban era con shocks eléctricos y me ponían a bajar y subir la pierna”, narró Jaques.

Agregó que está tomando terapia física, debido a que en este momento Cabral no podrá darle seguimiento a su situación por los problemas legales que enfrenta, después de la muerte de la madre de la instagramer Yatnna Rivera, Altagracia Díaz, a quien operó y murió posterior a la cirugía.

Hablando en una entrevista con el reportero dominicano Gary Merson del noticiero Univisión 41, Jaquez confesó que tenía miedo y esta es la tercera cirugía a la que se somete.

“No fue a mi sola, hubo tres muchachas más que se operaron días antes y después que a mí”, añadió.

Explicó, que tenía 13 días en el procedimiento.