Dominicana atracada y golpeada por dos adolescentes en Nueva Jersey relata cómo se salvó de la muerte

Revista 110, New York. _ Sin querer dar la cara ni el nombre por temor a represalias, una madre dominicana de 46 años de edad, que fue atracada y golpeada por dos adolescentes en una calle de Newark, en la localidad de Nueva Jersey (EEUU), relató cómo se salvó milagrosamente de la muerte.

El violento atraco, que fue captado en cámaras de seguridad, está siendo difundido por la Policía en medios locales y nacionales de Estados Unidos.

“Yo dije ¡oh Dios mío, ya me mataron!”, expresó la mujer, añadiendo que veía todo grande. “Yo los veía como osos”, agregó en referencia a los atracadores, dos afroamericanos, uno de ellos de 17 años de edad, que ya fue arrestado por la policía y acusado por el crimen.

“A mí nunca me había pasado eso”, narró que fue interceptada el domingo día de las madres en Estados Unidos, en la calle Ferry en Newark, cuando se dirigía a su trabajo, antes de las 6:40 de la mañana en el distrito Ironbound y frente a una tienda de licores.

Manifestó que los dos delincuentes se bajaron de un vehículo, al minuto de ella haber cruzado la calle para caminar por la otra acera.

“Me encontré con dos muchachos de raza morena (afroamericanos), y me salieron con dos pistolas largas, me dieron en la cabeza y me arrebataron la cartera”, agregó.

Fue golpeada cuatro veces y tuvo que ser ingresada y tratada en un hospital, por las lesiones que recibió.

“Yo cargaba 100 dólares en los bolsillos y se los estaba pasando, y ellos ni se dieron cuenta que yo les estaba dando los 100 dólares”, relató.

“Lo primero que pensé fue que no iba a llegar a la casa y que les dieran la noticia a mis hijos de que no estaba viva”, dijo la dominicana, que tiene dos hijos de 20 y 12 años edad y 30 años de matrimonio con su pareja y padre de sus hijos.

Ella dijo que, en su cartera, llevaba unos 40 dólares, el celular, pastillas y una crema. Agradece a Dios el estar viva, pero dijo que sigue temerosa porque está muy traumatizada por el atraco, “No puedo dormir por las noches”, dijo.

La policía de Newark informó ayer jueves que el otro atracador es activamente buscado. Los ladrones son acusados por robo, conspiración para cometer robo, asalto agravado con un arma ilegal, posesión ilícita de un arma y tenencia de un arma con propósitos criminales.