Día Mundial contra el Trabajo Infantil: más de 150 millones de niños en el mundo tienen que trabajar

REVISTA110.- En el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) instó a los países a prestar más atención y a otorgar partidas suficientes a la lucha contra la labor de los menores en las cadenas nacionales y locales de suministro de alimentos y en la agricultura de subsistencia, las instancias donde ocurre la mayor parte de la actividad de menores en la agricultura.

De acuerdo a los datos unos 168 millones de niños y niñas son víctimas del trabajo infantil. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó el «Día mundial contra el trabajo infantil» en 2002 para concienciar acerca de la magnitud de este problema y aunar esfuerzos para erradicar esta realidad.

Para marcar la jornada, la FAO coauspició este miércoles en Bruselas la conferencia “Unidos para poner fin al trabajo infantil en la agricultura”, foro en el que advirtió que en la actualidad casi todos los recursos financieros para combatir ese flagelo se canalizan a las cadenas de suministro.

Ante esta situación,José Graziano, el director general de la FAO, llamó a invertir en la lucha contra el trabajo infantil “en todo tipo de situaciones” y afirmó que en esta lucha es esencial involucrar a los trabajadores agrícolas y a las organizaciones de productores.

La FAO y la OIT aclararon que no toda la participación de los niños en labores agrícolas es trabajo infantil y subrayaron que algunas de esas actividades pueden ser positivas ya que les ayudan a adquirir conocimientos y desarrollar habilidades que les beneficiarán en el futuro. Tal es el caso de los niños que aprenden a cultivar hortalizas o a alimentar a los pollos en las granjas de sus familias.

El trabajo infantil se define como aquel que es inapropiado para la edad de un niño, que le impide beneficiarse de la educación obligatoria o que puede perjudicar su salud, seguridad o integridad moral.