Descartan que hayan sobrevivido 38 pasajeros de un avión caído rumbo a la Antártida

REVISTA110.- CHILE.- Tres días después de que cayera un avión militar rumbo a la Antártica, la Fuerza Aérea de Chile (FACH) ha asegurado que «es prácticamente imposible que existan sobrevivientes”.

Según han asegurado en una rueda de prensa el comandante en jefe de la institución, el general Arturo Merino, hay pocas esperanzas de que las 38 personas que viajaban en la aeronave se encuentren con vida.

Estas declaraciones las ha hecho después de que esta mañana se encontraran nuevos restos humanos en el furioso mar Drake, a 30 kilómetros de donde el lunes se produjo el último contacto del Hércules C-130. Es la misma zona marítima donde el miércoles se hallaron flotando en la superficie posibles trozos de la aeronave, como esponjas de los estanques de combustible, neumáticos y segmentos de los trenes de aterrizaje.

Los planes son continuar con la búsqueda tanto de piezas del aparato como de restos humanos.En tanto, ya se comienza a trabajar en la identificación de los restos humanos que han sido encontrados.

De los 38 ocupantes de la aeronave, 17 son tripulantes y 21 pasajeros. Las causas del accidente todavía son un misterio y tanto la FACH como la Fiscalía han abierto investigaciones para descubrir lo ocurrido. 

El Hércules C-130 despegó el lunes desde Chabunco y se dirigía a la base antártica chilena Presidente Eduardo Frei Montalva para brindar apoyo logístico, como la revisión del oleoducto flotante de abastecimiento de combustible y el tratamiento anticorrosivo de las instalaciones. Pero en la mitad del trayecto, cuando la nave había viajado 700 kilómetros y le faltaban otros 500 para llegar al destino, se perdió el contacto con ella.

Eran las 18.13 (hora local) y le faltaba todavía una hora y cuatro minutos para el aterrizaje. Los dos pilotos eran experimentados, según ha informado la FACH y el Ministerio de Defensa, por lo que no existen pistas evidentes sobre las razones del accidente.