Demandan a diez policías y tres paramédicos por muerte de un dominicano en ambulancia

REVISTA 110.- NUEVA YORK.-  La familia del dominicano Jonathan Maldonado, quien murió en noviembre de 2017 mientra era trasladado en una ambulancia, tras haber recibido rayos eléctricos con una pistola Taser para ser detenido por un incidente ocurrido en una tienda de la cadena Best Buy, demandan por 20 millones de dólares a diez policías y tres paramédicos a quienes responsabilizan de la muerte.

El reporte policial indica que las 5:50 pm, el 29 de noviembre de 2017, agentes fueron llamados a la avenida Central del suburbio de Hartsdale en el condado de Westchester, New York, luego de reportes sobre un robo en progreso.

A su llegada, los agentes encontraron a Maldonado luchando con guardias de seguridad de Best Buy cerca de Webb Field, por lo que  se vieron obligados a usar una pistola taser para someterlo y luego esposarlo.

De acuerdo a las informaciones Maldonado supuestamente había ingerido varios paquetes de una sustancia controlada no especificada antes de ser detenido y mientras estaba esposado, comenzó a perder el conocimiento y fue atendido por paramédicos en la escena y trasladado luego en un ambulancia donde sufrió un paro cardíaco.

Maldonado fue declarado muerto en un hospital local una hora después.

La madre del muerto, Nancy Maldonado, sometió la demanda en la que alegan que la policía manejó violentamente la situación que provocó su muerte en la ambulancia.

Los abogados ahora están argumentando que Maldonado no se resistió a los oficiales antes de ser dominado la pistola Taser y también sostienen que el occiso no recibió primeros auxilios de los paramédicos durante varios minutos.

En tanto el supervisor de la ciudad de Greenburgh Town, donde están asignados los policías, Paul Feiner, cuestionó por qué se presentó la demanda, citando los resultados de la autopsia de Maldonado, que dice que él murió intoxicado por sustancias controladas, sugiriendo que estaba endrogado.