Condenan a un narco dominicano a 20 años por tráfico de heroína y cocaína

REVISTA110.- EE.UU.-  El dominicano Héctor Valdez, llamado por los fiscales federales de Rhode Island como “el jefe de jefes”, en una sátira al famoso corrido mexicano de Los Tigres del Norte, fue condenado el pasado viernes a 20 años en la cárcel por tráfico de heroína, cocaína y pastillas controladas en puntos que mantenía junto a dos hermanos en Providence.

Valdez, de 51 años de edad y que usaba los nombres falsos de  Edwin García, Miguel Morillo,  Alan Medeiros, «Canita» y “Cabezón” fue condenado por el juez John J. McConnell Junior.

Además fue acusado por conspirar con sus hermanos, Claudio, de 46 y Héctor de 45, para organizar el envío de múltiples kilogramos de heroína y cocaína a casas de seguridad en las ciudades de Cranston y Woonsocket, de acuerdo con un comunicado de prensa de la oficina del fiscal federal Stephen G. Dambruch.

El dominicano es llamado por los fiscales federales como “el jefe de jefes” por supuestamente dirigir una banda internacional de tráfico de drogas que importaba cocaína y heroína desde México para su distribución en Rhode Island y otros estados de Nueva Inglaterra.

Los fiscales dijeron que  Valdez, pasaba  casi todos los días en un punto de drogas en Cranston y controlaba las finanzas de la organización, ya que mantenía contacto con un proveedor importante de la República Dominicana, apodado  “El Maestro”.

El mes pasado, McConnell sentenció a Claudio Valdez, residente en Woonsocket, también a 20 años en una cárcel federal, mientras Héctor Valdez, residente en  Woonsocket, será condenado el 18 de enero. De acuerdo al comunicado los tres hermanos admitieron los cargos.

Los federales dicen que Juan Valdez reentró ilegalmente a Estados Unidos cuatro veces, y que los tres hermanos, de nacionalidad dominicana, regresaron también ilegalmente después de haber sido deportados por condenas de delitos de narcotráfico y repatriados.

La policía migratoria (ICE) ha presentado órdenes de detención a  los tres hermanos, para someterlos nuevamente a procesos de deportación a la República Dominicana.

Durante los arrestos de los Valdez en Cranston, agentes de la DEA y policías locales, confiscaron varios kilos de heroína, cocaína, fentanilo y $351.000 dólares en efectivo, además  instrumentos para cortar las drogas, según las autoridades.

También los federales allanaron 13 residencias en tres estados y se incautaron nueve vehículos y drogas con un valor de $680.000, en una investigación denominada “Operación Triple Play”, una referencia a los hermanos Valdez.

Los investigadores hallaron casi 4 kilogramos de heroína, 1,5 kilogramos de fentanilo, 2 kilogramos de cocaína y 155 gramos de cocaína en crack.También otros 12 kilogramos de sustancias en polvo y  más de 100 libras de sustancias químicas utilizadas para mezclar con drogas.

La investigación fue dirigida por el FBI con la participación de agentes y oficiales estatales y locales a partir de tres estados.

El fiscal federal adjunto Gerard B. Sullivan procesó el caso con la ayuda de fiscales auxiliares William J. Ferland, Ronald Gendron y Richard Rose.