Comer nueces y soya durante el embarazo aumenta riesgo de que niños sean hiperactivos

REVISTA110.- Según un estudio, la dieta de la madre podría influir en el riesgo de trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) en los niños.

El equipo, del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), dice que su estudio es uno de los primeros en mostrar cómo los alimentos que una futura madre elige para comer pueden conducir a trastornos del desarrollo neurológico.

De acuerdo a la información sobre el estudio publicada en Daily Mail, las mujeres que comen muchos omega-3 en nueces y soja tienen más probabilidades de tener hijos con síntomas de comportamiento hiperactivo.

Estudios anteriores han demostrado que una madre que ingiere una dieta rica en nutrientes antes de quedar embarazada y mientras está embarazada puede afectar la salud metabólica de un niño.

Debido a que los omega-6 promueven la inflamación y los omega-3 son antiinflamatorios, los expertos creen que se necesita un equilibrio saludable. Estudios anteriores han encontrado que los niños con TDAH tienen proporciones elevadas de omega-6 y omega-3, pero se desconoce por qué.

El nuevo estudio, publicado en el Journal of Pediatrics, el equipo observó a 600 niños que estaban participando en el proyecto INMA. Dirigido por varios grupos españoles, el proyecto estudia los contaminantes ambientales durante el embarazo y el primer año de vida y analiza los efectos en el crecimiento y desarrollo de los niños.

El equipo evaluó los síntomas del TDAH, que incluyen falta de atención, hiperactividad e impulsividad, con dos cuestionarios, uno completado por los maestros de los niños a los cuatro años y el otro por los padres a los siete años. Encontraron que una mayor proporción de omega-3 y omega-6 en las muestras de cordón umbilical significaba un mayor número de síntomas de TDAH a los siete años.