Arrestan en Long Island una pareja que compraba cachorros para torturarlos y posteriormente asesinarlos

Revista 110, New York. – Las autoridades informaron que una pareja residente en la localidad de Long Island, en la ciudad de New York (EEUU), esta acusada de comprar y adoptar perros para luego matarlos.

Se trata de Ellie Knoller, de 30 años y su pareja Jessica Kuncman, de 29, quienes presuntamente asesinaron dos cachorros en su residencia mientras que otro resultó gravemente herido.

La Policía reveló que ambos fueron arrestados ayer miércoles y acusados de múltiples cargos por crueldad animal y asesinatos brutales de animales, tras comprobarse que torturaban a los tres cachoritos de su propiedad.

Representantes de la Sociedad Protectora de Animales (ASPCA), acompañaron a los agentes policiales en el rescate del canino herido llamado “Cooper”, el cual residía con su primer propietario en Pensilvania.

Kuncman, es acusada de complicidad negligente, porque de acuerdo a las autoridades, presenció las torturas y los asesinatos de los perros, pero nunca denunció a su esposo.

La pareja, que ha estado casada menos de un año, se declaró inocente en el Tribunal del Condado de Nassau por los crímenes atroces, que los fiscales describen como abusos a los animales en serie.

La Fiscal del distrito de Nassau, Madeline Singas, manifestó que en sus 28 años de ejercicio nunca había visto un caso en el que alguien haya cometido ese tipo de violencia contra los caninos.

No sé por qué sucedió esto y, lamentablemente, los perros no pueden decirnos” dijo la fiscal Singas.

Según el expediente, la pareja adoptó el primer cachorro, una mezcla de pastores alemanes llamada Tucker, el 8 de febrero en la North Shore Animal League, pero nueve días después la mascota murió a causa de una ruptura de riñón, como resultado del traumatismo por la fuerza que le aplicó Knoller.

El perro “Tucker” sufrió una hemorragia interna extensa, estableció la autopsia. Al día siguiente la pareja compró un Golden Doodle llamado “Cooper” a un criador de Pensilvania, pero el perro murió desangrado por lesiones internas, que fueron el resultado de haber sido golpeado por Knoller, según los fiscales.

«Sufrió un paro cardíaco y respiratorio por los abusos perturbadores». El 20 de febrero, Knoller supuestamente llevó al cachorro al centro de cuidados de animales Garden City Veterinary Care con un paro cardíaco y respiratorio. Cuando un veterinario examinó a Cooper, el perro ya había muerto.

Knoller regresó al mismo criador en Pensilvania días después de la muerte de “Cooper” y se quejó de que le había vendido un animal enfermo. Le dieron otro Golden Doodle hembra llamada “Bella” de la misma camada.

El único perro sobreviviente de la pareja fue presuntamente ahogado, golpeado y tiene varios huesos rotos.

El peludo Shochgy se quedó con lesiones que requieren gastos de más de $18,000 en tratamientos médicos, incluidas costillas rotas, fractura de antebrazo en dos lugares y contusión pulmonar, según la ASPCA del condado de Nassau.

Nunca he visto un caso de abuso animal en serie como este. Básicamente, el asesinato en serie de un animal dijo Gary Rogers, el presidente de la SPCA, fuera de la corte.