Aquino asegura sus propuestas acercan a la diáspora al Gobierno de Danilo

Revista 110, New York. – El precandidato a diputado en ultramar del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), empresario Juan Aquino, miembro del Comité Central (CC) y uno de los cuadros más cercanos al presidente Danilo Medina, aseguró que sus propuestas acercan más a la diáspora al Gobierno del mandatario, acopiando el lema de campaña “Tu remesa es poder, hazlo valer”.

El aspirante, hizo la declaración al resumir el respaldo que recibió durante un recorrido por 15 ciudades de Estados Unidos, en la demarcación de la circunscripción #1 que incluye a Canadá.

Calificó de impresionante el acercamiento logrado en el periplo multi estatal con los dominicanos de la diáspora, a quienes, en cada Estado, informó y edificó sobre la obra de Medina a favor de la mayoría del país, la estabilidad macroeconómica, política y social y el marco jurídico para mantener la inversión extranjera de gran parte de los países del mundo.

Aquino, quien implementó una nueva forma de hacer proselitismo político, a la que llamó conversatorios con los criollos de la diáspora, escuchando sus inquietudes, ideas, reclamos, explicándoles todos los logros de la gestión de Gobierno del presidente Medina y aclarando mucha desinformación vertida por grupos de opositores que apostaron a la mentira para confundir la comunidad.

“Más del 90% de los miembros de la diáspora ignora que la figura del diputado de ultramar existe. Eso significa que los dominicanos en el exterior en su gran mayoría no conocen a sus diputados. Esto es grave porque esos diputados tienen una enorme obligación con ellos, que son sus constituyentes”, dijo Aquino.

“De esos conversatorios en donde primeramente nosotros nos interesó escuchar los problemas que aquejan al dominicano residente en el exterior, de esas mismas necesidades, es de donde salieron nuestras propuestas de campaña, consistentes en la

creación de un Centro de Servicio comunitario, diseminado en 6 oficinas regionales, estratégicamente ubicadas en donde hay mayor concentración poblacional, para que los dominicanos puedan acudir y recibir asesoría legal, asistencia social, ayuda para madres solteras, becas para nuestros jóvenes estudiantes, tramitaciones de documentos oficiales y toda la ayuda y orientación posible, sin costo alguno”, explicó.

También contemplamos la construcción de un complejo habitacional exclusivo para nuestros envejecientes que deseen retirarse a vivir a su país”, agregó Aquino.

Actualmente Aquino se desempeña como Director para Estados Unidos del Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (CEI-RD). Es un ejecutivo financiero internacional con más de 25 años de experiencia en administración de mercadeo y negocios financieros.

Recientemente se anunció que el Gobierno dominicano otorgó una concesión a la Corporación “EDP Energías Renovables Dominicana, S.A”,  subsidiaria local de “Energy Development Partners”, un desarrollador de energía renovable con sede en Providence, Rhode Island (Estados Unidos),  para la construcción de una planta de generación de energía solar en la provincia de Baní con una inversión superior a los 200 millones de dólares equivalente a más de 10 mil millones de pesos dominicanos.

El consultor y gestor para viabilizar los mecanismos legales, tramitación y contacto con el Gobierno de Danilo fue Aquino, cumpliendo con sus deberes como director del CEI- RD.

Aquino, considerado en círculos de comunicadores y medios más influyentes de la diáspora, el favorito de todos los aspirantes a diputados de ultramar, finalmente explicó que los cimientos de sus propuestas son serios y se fundamentan en un proyecto de ley que ya tiene preparado para presentarlo desde su primer día como legislador ante la Cámara de Diputados, consistente en identificar los recursos económicos que le permitan a través de esa ley, lograr una retención de 0.25 centavos de dólares por cada 100 enviados por los dominicanos.

Esas retenciones se harán de los diferenciales que obtienen los intermediarios. Dijo que solo con eso se garantiza un ingreso mayor a los 20 millones de dólares al año, suma que sería devuelta a la diáspora a través del propuesto centro comunitario.