Al menos 200 millones de mujeres y niñas han sido sometidas a Mutilación Genital Femenina

REVISTA110.- SANTO DOMINGO.- Cada año, el 6 de febrero se celebra el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina. Este día está dedicado a la concienciación acerca de la mutilación genital femenina, así como a la movilización de ayudas para erradicar esta práctica.

Aunque sigue sin conocerse el número exacto de mujeres y niñas víctimas de ablación/mutilación genital en todo el mundo, al menos 200 millones de mujeres y niñas de entre 15 y 49 años procedentes de 30 países se han visto sometidas a esta práctica. De esos 200 millones, más de la mitad viven en tres países: Egipto, Etiopía e Indonesia.

La mutilación genital femenina (MGF), es una práctica que se realiza a mujeres y niñas para alterar o lesionar sus órganos genitales por razones no médicas. En la mayoría de los casos, implica la extirpación parcial o total de sus genitales externos.

En algunas comunidades, la ablación/mutilación genital femenina suele denominarse “circuncisión femenina”, un término que ha sido objeto de críticas porque puede normalizar la práctica al hacerla equivalente a la circuncisión masculina, que no da cuenta de los graves daños físicos y psicológicos que la mutilación femenina entraña.

Un articulo publicado en la UNICEF, indica que en muchos de los países donde se practica la mutilación genital femenina, se considera una norma social profundamente arraigada en la desigualdad de género.

Existen diversas razones por las que se practica. En algunos casos, se considera un rito de iniciación a la madurez; en otros, es una forma de controlar la sexualidad de la mujer. Muchas comunidades practican la mutilación genital porque creen que garantiza el desarrollo adecuado de la niña, su matrimonio en el futuro y el honor de su familia. Otras también la asocian a creencias religiosas, si bien no existen escritos religiosos que obliguen a practicarla.

La práctica está casi generalizada en Djibouti, Guinea y Somalia, donde más del 90% de las mujeres y las niñas son víctimas de alguna forma de ablación o mutilación genital. A menos que se acelere la acción para poner fin a la mutilación genital femenina, otras 68 millones de niñas habrán sido afectadas para 2030.