Agencia de vulcanología en Indonesia aumentó el nivel de alerta de dos a tres

REVISTA 110.- INDONESIA.- La agencia de vulcanología de Indonesia aumentó el nivel de alerta de dos a tres en una escala de cuatro para el volcán Anak Krakatau, que el sábado pasado provocó un tsunami que dejó hasta el momento 426 muertos en el estrecho de Sonda.

Al elevarse el nivel de alerta al segundo más alto quedó establecida una zona de exclusión de cinco kilómetros alrededor de la isla, ante la posibilidad de que ocurra otro tsunami.

Funcionarios advirtieron a los lugareños y turistas que “tienen prohibido realizar cualquier actividad dentro de un radio de cinco kilómetros del cráter de la cima del monte Anak Krakatau”, situado en el estrecho de Sonda, que separa las islas de Java y Sumatra, afectadas por el tsunami del sábado 22 de diciembre.

El portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, confirmó que el Anak Krakatau, que entró en la actual fase de actividad el pasado mes de junio, sigue registrando erupciones “sin pausa” de tipo estromboliano (separadas por periodos de calma), con el vertido de lava y la emisión de rocas incandescentes y columnas de humo que cubren de ceniza varias zonas del litoral del estrecho.

Según Sutopo, el volcán registró una erupción de pequeña magnitud el 22 de diciembre, pero imágenes de satélite muestran que esta causó el derrumbe de su vertiente suroeste, que al caer al mar habría originado el tsunami que golpeó la costa oeste de Java y del sur de Sumatra con el resultado de 426 muertos y casi 22.000 desplazados.

La columna de humo arrojada por el Anak Krakatau en su última erupción y que se desplaza hacia el suroeste del país obligó a los responsables de la aviación civil del país a desviar todo el tráfico aéreo, aunque no prevén que afecte a ningún aeropuerto.

Anak Krakatau, que significa “hijo de Krakatoa”, se formó varios años después de la erupción del volcán Krakatoa en 1883, que fue tan fuerte que causó más de 36.000 muertos.