Acusan a una policía hispana de participar en fraude contra aseguradoras de vehículos

REVISTA110.- NUEVA YORK.- Una agente de la policía de Nueva York (NYPD), identificada como Yaniris de León (Jen), de 29 años de edad y llevaba varios años en la uniformada, fue acusada junto a otros 26 arrestados, de participar aceptando sobornos por miles de dólares en una estafa de $18 millones contra aseguradoras.

Los fiscales federales dijeron ayer jueves cuando el grupo fue presentado en la corte que de León, formaba parte de un grupo de media docena de empleados del NYPD, que también estaban recibiendo sobornos en el multimillonario esquema de la estafa.

El robo a las aseguradoras, involucró a docenas de víctimas de accidentes de tránsito que resultaron con lesiones.

La agente de León y la mayoría de los arrestados, son acusados de conspiración de violar la Ley de Viajes, divulgación ilícita de información de atención médica y recibir sobornos de programas federales.

La oficial fue arrestada en Manhattan el miércoles, junto con cinco operadores del 911, que son Makkah Shabazz, Kortnei Williams, Shakeema Foster, Latifah Abdul-Khaliq y Angela Meyers, por supuestamente aceptar sobornos para información confidencial sobre víctimas de accidentes automovilísticos, según los fiscales.

El presunto cabecilla del grupo era Anthony Rose, también conocido como “Todd Chambers”, quien pagó miles de dólares en sobornos por información de los clientes potenciales y filtró los récords médicos confidenciales de los pacientes  a los estafadores de seguros que luego referían a las víctimas a una red específica de médicos y abogados en Nueva York y Nueva Jersey para tratamientos innecesarios, dijo la fiscalía.

Los investigadores dicen que el esquema, se basó en un centro de llamadas en Queens y generó más de $18 millones en la estafa a las  compañías.

Los estafadores que llamaban a menudo les decían a las víctimas que estaban asociados con la policía de Nueva York y obtenían su número de teléfono de una «línea directa de lesiones personales» creada para proteger a las víctimas de los delincuentes que obtenían su información ilegalmente y los engañaban en las clínicas.

El plan comenzó en 2014 y de León y los operadores del 911 se encontraban entre 27 personas, incluyendo las enfermeras, en el esquema de $ 18 millones que comprometía la información de unas 60,000 personas.

Los empleados de la policía y otras personas que trabajaban en hospitales financiados con fondos federales recibieron  pagos de hasta $4,000 al mes por los contactos en la información de los pacientes, explicaron los fiscales.

Rose y los operadores del 911 fueron procesados ​​el jueves en la corte federal del distrito sur en Manhattan por cargos de conspiración para violar la ley de viaje, solicitud de sobornos y propinas y divulgación errónea de información de salud identificable individualmente, dijeron los investigadores.

La ex policía fue liberada con una fianza de $50 mil dólares.