REVISTA 110, KABUL. -El presidente afgano, Ashraf Gani, afirmó hoy que el Gobierno está dispuesto a declarar un alto el fuego de un año si los talibanes lo aceptan, después de que el sábado Kabul prolongase por diez días el cese unilateral de las operaciones ofensivas.

“He anunciado un alto el fuego, si los talibanes lo aceptan estoy claramente preparado para un año” de tregua, dijo Gani durante un encuentro televisado con decenas de caminantes por la paz que llegaron ayer a Kabul tras recorrer a pie casi 700 kilómetros desde la provincia sureña de Helmand.

“Si los talibanes pueden aceptar tres días de alto el fuego, ¿por qué no pueden aceptar un año?”, se preguntó Gani, en referencia a la tregua de tres días decretada por los talibanes con motivo del Aíd al Fitr, la festividad de final del Ramadán.

El presidente afgano reiteró que está listo para participar en un proceso de paz con los talibanes.

Tanto el alto al fuego parcial de Kabul, que solo afectó a los talibanes y no a otras fuerzas, como el de los insurgentes fueron los primeros en 17 años de conflicto armado.

Iqbal Khaibar, uno de los organizadores de una marcha que nació con el objetivo de impulsar un proceso de paz entre el Gobierno y los talibanes, llamó a Gani a anunciar un alto el fuego de un año “hoy mismo”.

Tras el encuentro con el presidente, los caminantes por la paz intentarán hablar con los líderes talibanes para pedirles que abandonen las armas y comiencen las negociaciones de paz, afirmó Khaibar.

El pasado domingo, los talibanes anunciaron que no prolongarían el alto al fuego de tres días y llamaron a los insurgentes a retomar las operaciones contra el Gobierno y las fuerzas extranjeras, al tiempo que insistieron en la retirada de las tropas de Estados Unidos como condición para participar en un proceso de paz.

Afganistán atraviesa una de sus etapas más sangrientas tras el final de la misión de la OTAN en 2015, que solo continúa en el país en tareas de adiestramiento y capacitación de las fuerzas afganas.