REVISTA 110, SANO DOMINGO. -Después de haber dado positivo en el uso de esteroides y tener una suspensión de 80 partidos, Robinson Canó dejará de percibir casi 12 millones de dólares, por concepto de su salario de 24 millones que tendrá este año.

El dominicano se encuentra en el quinto año  de un pacto gigantesco de 10 campañas que firmó con los Marineros de Seattle, el cual culmina en el 2023.

Todavía le quedan cinco años y el equipo le adeuda 120 millones de dólares.

Canó está promgramado para retornar a la acción para el 14 de agosto en un partido frente a los Atléticos de Oakland.

Según se revela en distintas fuentes, Canó había dado positivo a exámenes practicados en el invierno y había usado la sustancia Furosemide como diurético.  La Unión de Peloteros originalmente había solicitado un reclamo y apelación, pero la audiencia sería escuchada este martes y la misma fue dejada de lado.